Salmón con miel y cebolla confitada

INGREDIENTES:

4 lomos de salmón

Zumo de 2 limones

1 cucharadita de romero seco

Sal

8 cucharadas de miel

2 cebollas medianas

Aceite de oliva

Elaboración:

Cortaremos las cebollas en juliana y las pocharemos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva y a fuego fuerte. Cuando empiece a dorar, reduciremos el fuego y le añadiremos la miel. Mezclaremos muy bien todos estos ingredientes.

Dejamos que la mezcla siga pochando, y le añadimos el romero. En el momento que tengamos la cebolla caramelizada, tendremos que retirar la sartén del fuego.

Después cogeremos los lomos de salmón, los salamos y los colocamos en otra sartén con un chorrito de aceite. Los freiremos a fuego lento.

En un recipiente le ponemos 4 cucharadas de miel, junto con el zumo de limón, lo batimos hasta que esté todo bien uniforme.

En el momento que los lomos empiecen a hacerse, subimos la temperatura para darle ese color doradito característico.Entonces le añadimos la mezcla de miel y limón, y dejamos que la salsa se siga reduciendo junto con los lomos de salmón.

Tendremos que darles varias vueltas al salmón para que coja todo el sabor. Lo retiraremos cuando el pescado tenga un color doradito.

Colocaremos los lomos en los platos, y sobre ellos le añadiremos la cebolla caramelizada de la primer sartén. Como guarnición podemos utilizar algunas zanahorias cocidas o las verduras que os apetezcan.